Hijos cleptómanos

Hijos cleptómanos

Los padres de hijos cleptómanos, difícilmente toman conciencia de la situación de su hijo, ya que este trastorno no es evidente, hasta que el joven es detenido por robo. Es muy importante que se distinga entre delincuente y cleptómano, y que se trate al paciente de esta afección, como se trata a cualquier enfermo.

La cleptomanía es un desorden neurótico que afecta al control de los impulsos, conduciendo al robo, se da sobre todo en mujeres adolescentes.

El cleptómano se ve obligado a robar cosas, a menudo no es consciente de lo que hace, hasta que ha transcurrido cierto tiempo. Estas personas roban para satisfacer un desorden mental, su conducta obedece a un impulso incontrolable.

Los cleptómanos con frecuencia presentan otros trastornos asociados, tales como bipolaridad, anorexia nerviosa, bulimia, ansiedad generalizada, etc. El tratamiento de este trastorno es difícil, principalmente porque la mayoría de las personas que lo padece, no buscan ayuda hasta ser capturados.

La cleptomanía parece afectar más a las mujeres que a los hombres, y principalmente en al etapa adolescente.

El cleptómano es incapaz de resistirse a los impulsos de robar cosas que no son de valor personal. Experimenta una sensación de alivio y/o placer cuando roba. Los robos no son motivados por enojo o venganza. No es capaz de explicar su conducta.

Diagnóstico y tratamiento:

Un psiquiatra o psicólogo diagnosticará cleptomanía, cuando todos los síntomas estén presentes. O bien cuando no exista ninguna explicación para los robos reiterados.

El tratamiento de este trastorno puede incluir terapia grupal o individual. Puede incluir terapia de modificación del comportamiento y terapia familiar.

Los padres frente a un hijo cleptómano:

Por lo general, los padres no sospechan que su hijo sea cleptómano, por la razón de que estos enfermos no buscan ayuda. Por otra parte, es muy difícil detectar esta compulsión, pues los objetos que hurtan carecen de valor, y fácilmente pueden pasar desapercibidos, o como regalos inocentes. Además los robos son aleatorios, y no sistemáticos.

Hijos cleptómanos

Al diagnosticarse este trastorno en un hijo, es fundamental que cuente con el apoyo de los padres, pues no es un criminal, sino alguien que tiene un desequilibrio psicológico, y que seguramente es reflejo de otra problemática, la cual puede ser causada por un mal relacionamiento con los padres, o la incomprensión de estos.

Por lo tanto, al igual que cualquier joven con trastornos psicológicos, el adolescente o niño cleptómano, merece la comprensión, apoyo y cariño, que necesita para su recuperación.

La consulta con el psicólogo y el tratamiento adecuado, acompañado por el apoyo paterno, son el mejor entorno para intentar sanar este mal.

Cualquier clima familiar de conflicto afecta a los niños, sin embargo es posible sobrellevar sin grandes traumas esta situación, replanteando adecuadamente los términos de la convivencia entre padres e hijos.
Calificación:
Recomendamos Leer

El panorama económica de la actualidad ha traído como consecuencia la...

Cualquier clima familiar de conflicto afecta a los...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse